Bienvenidos a Mi Sitio

Les doy la más cordial bienvenida a mi sitio Web, que me permitirá estar más cerca de las personas, sus problemas y cotidianidad.

Esta página tiene por objeto crear una vía o canal de comunicación con todas la personas que tengan interés en los temas de nuestra sociedad que revistan relevancia jurídica y legal. La idea es recibir sus comentarios de las notas legales que iré publicando en mi blog y prestar orientación legal a aquellas personas que así lo requieran, a través de un consejo u opinión. Aprovecho este espacio para expresar mi más profunda solidaridad con todas las personas que fueron afectadas por el terremoto y temporales. Sin duda, ha sido un año difícil, pero la esperanza y fortaleza los hará; sin duda, salir adelante.

Les envío por este medio todo mi cariño y apoyo.
Macarena.

Sanciones Penales

Sanciones penales

El derecho penal es un mecanismo que tiene por objeto obtener determinados comportamientos individuales en la vida social, declarando algunos como indeseables y amenazando su realización con sanciones ejemplificadoras. Por lo tanto, es un instrumento de control social y cumple, en consecuencia, una función reparadora e indemnizatoria de la estabilidad social alterada por un delito.

La determinación de que un acto constituya o no delito dice relación con el bien jurídico que se busca proteger, por ejemplo, el delito de homicidio y lesiones atenta contra el derecho a la vida, el delito de robo y hurto atenta contra el derecho de propiedad, el delito de injurias y calumnias, atenta contra el derecho a la honra, etc.

El castigo o pena aparece, en consecuencia, cada vez que existe una infracción al conjunto de normas contenidas en nuestro Código Penal y que determinan claramente la tipificación del delito y su sanción penal.

Esta sanción tiene como objeto principal la privación de libertad de la persona que ha cometido el delito, además de otras eventuales penas accesorias como inhabilitación absoluta que consiste en la pérdida del cargo o empleo público, aunque provenga de una elección popular, la privación de todos los honores públicos, así como la incapacidad para obtener otro honor, cargo o empleo público, la pérdida al derecho a sufragar y ser electo durante el tiempo de la condena; o inhabilitación especial que consiste en la prohibición durante la condena a ejercer una profesión, oficio, industria, comercio o actividad de cuyo ejercicio dependa una autorización, licencia o habilitación.

Sin embargo, el sistema carcelario debe hacerse cargo del fenómeno delictual generando iniciativas que tenga por finalidad dar término al ciclo del delito, mediante el desarrollo de acciones de rehabilitación y reinserción social para que las personas condenadas cambien sus conductas, y adquieran habilidades o un oficio que les permita pertenecer en forma estable a la sociedad.

Lo anterior, lamentablemente dista mucho de nuestro sistema carcelario. En materia de derechos humanos la privación de libertad de una persona debiese  materializarse con una serie de mecanismos de resguardo tendientes a establecer reglas mínimas en el trato que hay que darle al interno y en las condiciones materiales en que se produce su encierro. Estas reglas mínimas apuntan a amortiguar las consecuencias negativas que sufren la mayoría de las personas que han permanecido privadas de libertad en centros de reclusión en condiciones de precaria infraestructura y trato, las cuales se reincorporan a la sociedad con serios desordenes sicológicos.

Estas deficiencias se explican por razones de fondo que giran en torno a la deficiente política criminal que evidencia improvisación, ausencia de experticia en las decisiones de política pública, falta de interés e incluso de infraestructura.

Problemas con Vecinos

El hecho de vivir en comunidad implica necesariamente compartir espacios y lugares, sobre los cuales si bien podemos ser propietarios, debemos aprender a respetar los derechos de las demás personas que nos rodean. Esto significa restringir nuestra conducta individual, en favor de una buena convivencia colectiva. Apoya esta idea, el hecho cierto de que nuestros derechos y libertades terminan cuando comienzan los derechos y libertades de los otros.

En este contexto, algunos de los temas más relevantes para los vecinos son los siguientes:

1.- Ruidos Molestos:

Se considera ruidos molestos a todos aquellos ruidos que excedan los niveles máximos permitidos por la ley, causando molestia al vecindario y afectando la calidad de vida. La legislación chilena considera que el ruido máximo para las zonas residenciales debe ser de 55 decibeles en horario de 7 a 21 horas -que equivale al ruido que produce el aire acondicionado de ventana, por ejemplo-, y de 45 de 21 a 7 horas, que equivale el ruido de una calle sin tanto tráfico. Seguir leyendo »

Aguinaldo Fiestas Patrias

Los aguinaldos de Fiestas Patrias 2010, serán 10% más altos que el año pasado

Este año el bono de Fiestas Patrias mantiene su vigencia.

El sondeo realizado por las principales firmas consultoras, como PriceWater-HouseCoopers, Ernst&Young, Mercer y Deloitte,  en grandes y medianas empresas nacionales e internacionales, indica que de un total de 164 empresas, el 60% entregará un aguinaldo de Fiestas Patrias a sus empleados y que el aguinaldo promedio para este año será de $111.000.-, lo que representa un alza del 10% sobre las cifras del año pasado.

Este beneficio, de acuerdo a los estudios, y dentro del grupo de empresas que lo otorgan, oscila entre $22.000.- y $375.000.-, los que serán pagados en su gran mayoría como anticipo durante la primera quincena de septiembre. Seguir leyendo »

Trabajo Infantil

imagen BCN

El trabajo infantil en Chile está regulado por la Ley Nº 20.189 que modificó el Código del Trabajo en lo relativo a la admisión de los menores al empleo y al cumplimiento de la obligación escolar.

La promulgación de esta ley, el año 2007, se contextualizó dentro del proceso de erradicación del trabajo infantil en Chile, y constituyó un reconocimiento material de la Declaración sobre Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo de 1998 de la OIT, donde se encuentra la prohibición de las peores formas de trabajo infantil. En ese contexto normativo internacional, nuestro país ratificó en 1999 el Convenio OIT Nº 138 sobre la “edad mínima de admisión al empleo”; y en 2000, el Convenio OIT Nº 182 sobre la “prohibición de las peores formas del trabajo infantil y la acción inmediata para su eliminación”.

El objetivo de la norma fue reconocer y proteger una realidad de nuestro país, evitando que un niño o niña hipoteque su futuro por tener que aportar económicamente a su familia desarrollando una actividad remunerada, ya que ello debe hacerse, en un marco estrictamente regulado, humanizador de las condiciones de trabajo y orientado a hacer compatible la actividad laboral con la educación y la potenciación de las capacidades individuales.

Seguir leyendo »

Demandada por Desalojo

post

Haciendo “Veredicto” he constatado que una serie de problemas se suscitan principalmente por el desconocimiento que tienen las personas de sus derechos, porque los acuerdos no son respetados o simplemente son demasiado informales. Ejemplo de esto último, es la siguiente situación.

El viernes pasado, llegó a mi programa la señora Florencia, demandada para desalojar la casa en la cual vivía junto a su familia desde hace dos años. El título que invocaba para habitar la casa era bastante curioso, se autodefinía como cuidadora del inmueble.

Ante reiteradas preguntas, me contestó que efectivamente nunca había arrendado ni pagado dividendos por ese inmueble. Asimismo, tampoco existía un contrato de trabajo que justificara el título de cuidadora que invocaba, ni antecedente alguno que hiciera presumir la existencia de éste.

A pesar de ello, se negaba a desocupar la casa, a menos que la demandante, quien era la dueña de la propiedad, le pagara los gastos por arreglos efectuados en el inmueble, por un total de $1.000.000.- y le pagara además, según su estimación la suma de $100.000.- mensuales, como sueldo por su trabajo de cuidar el inmueble, lo cual correspondía en dos años a la suma de $2.400.000.-. Es decir, la demandante para recuperar su propiedad debía pagar la suma total de $3.400.000.-.

La demandante, señora Silvia, estaba devastada, quería recuperar su propiedad para poder disponer de ella y ponerla a la venta, sin embargo se veía enfrentada a esta absurda situación.

Seguir leyendo »